Arquitectura moderna en Oviedo. Los 3 must-see del arquitecto Joaquín Vaquero Palacios

En la primera parte del siglo XX comienzan a surgir una serie de tendencias arquitectónicas ligadas a la industrialización que provocan una ruptura con la forma tradicional de configurar espacios, su composición y sobre todo su estética. Fue un comienzo a nuevas ideas para involucrarlas en la construcción, uniendo el arte y el diseño. Se caracteriza por la incorporación de nuevos materiales industriales: hormigón armado, acero laminado y vidrio plano. Aportan una nueva estética sin elementos decorativos en las fachadas, interiores luminosos y diáfanos, plantas ortogonales y grandes ventanales horizontales. Además aparecen nuevos elementos como ventanas de guillotina y ojos de buey. Uno de los impulsores se este movimiento en Asturias fue el escultor y pintor Joaquín Vaquero Palacios (Oviedo 1900 – Madrid 1998).
Hoy destacamos tres de sus edificios en Oviedo. El primero de ellos es el Instituto Nacional de Previsión (antecedente de lo que sería la seguridad social), en la plaza El Carbayón. Fue la primera obra significativa en Asturias del arquitecto. Proyectada en 1934, no se finaliza hasta los años 40 al sufrir un parón en las obras a causa de la guerra civil. Esta obra es pionera en arquitectura moderna en Asturias. En realidad son dos edificios, el más alto a la derecha dedicado a viviendas y el de la izquierda a oficinas. En la fachada destacan las esculturas dedicadas al trabajo del escultor Goico-Aguirre.

image
Antiguo Instituto Nacional de Previsión

El segundo edificio es el colegio mayor América, de (1954), en la calle Valdés Salas. Diez años después de que se construyeran  los colegios Valdés Salas y San Gregorio en la “finca de los catalanes”, Vaquero Palacios plantea una concepción totalmente diferente de colegio mayor destinado principalmente a los estudiantes hispanoamericanos de la universidad de Oviedo. Se trata de un bloque lineal alargado, situado en una gran pendiente con vistas al Aramo, en el que se yuxtaponen las bandas horizontales de los antepechos de las terrazas que recorren toda la fachada con los volúmenes oblicuos de las habitaciones, que están giradas 45 grados respecto a la línea de la fachada buscando la orientación sur que permita disfrutar del sol.

image
Colegio Mayor América

El último edificio es la sede central de la empresa Hidrocantábrico (1963) en la plaza de La Gesta, un imponente edificio de color negro con aire de rascacielos inacabado. Vaquero Palacios realizó numerosos diseños para esta empresa. El edificio de seis pisos se apoya en una planta baja de granito gris, produciendo un efecto aéreo.   El cuerpo elevado es un muro de acero muy reticulado, de color negro con ventanas de aluminio. En la parte delantera hay un soportal sobre el que sigue descansando el antiguo logotipo de la empresa HC, en planchas metálicas rojas, también diseñado por el arquitecto, al lado del logotipo actual de la empresa, EDP.

wpid-20140725_134928.jpg

BIBLIOGRAFÍA:

NANCLARES, FERNANDO. Lo moderno de nuevo: arquitectura en Asturias 1950-1965. Madrid. 2014.