A la carrera por los restos de las antiguas minas

El II Trail de Montaña de La Mudrera pone en valor el patrimonio de la zona

Artículo publicado en el suplemento dominical de las cuencas del 13 de julio de 2014 en el periódico El Comercio.

LA MUDRERA (LANGREO). Es cada vez más habitual que los concejos mineros intenten poner en valor su patrimonio industrial, sus pozos, bocaminas e instalaciones hulleras y atraer a ellos a los turistas. El Ecomuseo de Samuño es el último ejemplo.Lo que ya no es tan frecuente es que el público objetivo sean los deportistas. Cierto es que un buen número de rutas senderistas aprovechan los antiguos trazados de las vías de ferrocarriles mineros y que otras pasan cerca de algunas explotaciones, pero el objetivo del Trail de Montaña de La Mudrera, que tendrá lugar esta mañana, es hacer la ruta corriendo.

La sociedad de festejos de la localidad, formada desde hace unos pocos años por un grupo de gente joven, ideó esta prueba el año pasado para realzar los recursos de la zona, tanto el patrimonio industrial como los recursos naturales. Bajo esta premisa idearon una ruta que supone un trazado alternativo en algunos puntos al sendero PR.AS-43. Se trata de un recorrido circular con inicio y final en La Mudrera, un núcleo singular de la parroquia de Tuilla que en 2009 recibió el premio al Pueblo más afayaízu de Langreo que cada año entrega el Ayuntamiento.

Desde allí los corredores se enfrentarán al reto de superar un re-corrido de 12,5 kilómetros con un desnivel acumulado de 1.130 metros. La mayoría de ellos se harán por pistas ycaminos, pero también hay previsto algún tramo más agreste. Atravesarán zonas de caserío, como El Ceacal o Baeres d’Arriba y d’Abaxo, y tendrán la oportunidad de pasar al lado de las antiguas explotaciones mineras de la zona, algunas a cielo abierto, como la de La Braña del Río, pero también subterráneas, superando bocaminas.

La intención de los organizadores no es únicamente poner en valor las minas, sino también la naturaleza del valle de Candín. Así, otra parte de la ruta transcurre por bosques autóctonos y rincones como el mirador de Peruano.

Dorsales agotados

La iniciativa de crear esta prueba deportiva, aprovechando el tirón de las carreras de alta montaña, y ha-cerla coincidir con las fiestas patronales surgió el año pasado. Algunos son aficionados a esta práctica yde ellos se nutrió fundamentalmente la primera edición, que contó con 41 participantes.

Deseosos de implantarla como una más del calendario regional, los organizadores quisieron llevar a cabo esta segunda edición, que ha superado todas sus expectativas. Habían fijado un máximo de 200 partici-pantes y tuvieron que cerrar las inscripciones antes de que se terminase el plazo porque se agotaron todas los dorsales disponibles.

«No sé dónde vamos a meter tantos coches», reconocía hace unos días Miguel Menéndez. Los corredores saldrán a las 9.30 horas, y se espera que completen el recorrido antes de las 12 horas, cuando se cerrará el control. Habrá trofeos, aunque no puntos para la Copa Asturias.

Las fiestas patronales de San José Obrero se retomaron en 2007, y desde entonces han comenzado a surgir iniciativas entorno a esta fecha, la última la de esta carrera, pero también el torneo de bolos, la tonada y la gaita o la corderada.

ITINERARIO:

La Mudrera. El punto de partida es este pequeño núcleo galar-donado en 2009 como Pueblo más afayaízu de Langreo. Se puede disfrutar de sus casas con corredor, huertos y paneras además de una capilla.

El Ceacal. Se llega hasta allí a través del ‘camino sacramental’, por el que iba el cura a dar la extrema unción a los enfermos graves.

Senda deTuilla. Siguiendo la senda PR.AS-43, el recorrido entra en una antigua explotación minera a cielo abierto, la de La Braña del Río.

Cordillera de Llorinte. Ofrece la posibilidad de avistar lagunas y cortes escarpados.

Mayáu Solís. Por una pista se llega a este lugar; cerca de allí hubo una explotación minera a cielo abierto de la que han queda-do huellas en forma de lagos.

Baeres. El Trail pasa por Baeres d’Arriba y d’Abaxu, dos pequeñas poblaciones langreanas de la parroquia deTuilla.

El Repichu. Otra antigua explotación minera, en este caso de montaña, a la que se llega pasando un viejo molino.

La Braña. Finalizando el recorrido, se atraviesa este pueblo minero, en el que hay una piscina construida sobre una escombrera. Después, hay que desviarse de la ruta señalizada para volver a La Mudrera.

articulo_mudrera[1]
Artículo en el periódico El Comercio del 13 de julio de 2014