Paisaje lunar en León

La mayor mina de oro a cielo abierto del imperio romano se encuentra en la comarca del Bierzo, en León.  La extracción del mineral se realizaba a través del sistema ruina montium (derrumbe de los montes), canalizando el agua de los  riachuelos para horadar la montaña  con una cuidadosa red de galerías muy pendientes, soltando el agua a través de ellas. La fuerza del agua deshacía la montaña y arrastraba las tierras auríferas hasta los lavaderos. El sistema hidráulico de las Médulas es el más espectacular de los conocidos, tanto por la cantidad de agua utilizada y por su longitud (alrededor de 600 km) así como por el gran número de ramificaciones de sus canales. 

El impacto de esta forma de extracción del mineral durante dos siglos, dio como resultado este llamativo paisaje que mezcla el rojo de la arcilla y el verde de la vegetación, que ha colonizado el territorio desde el abandono de la explotación romana en el siglo III. Además, se formaron lagos artificiales, como el Carucedo o el Somido.

El paisaje cultural de Las Médulas fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Para visitarlo, podemos empezar por el Centro de Recepción de Visitantes, en el pueblo de Las Médulas (Carucedo), desde donde se organizan visitas guiadas. Las mejores vistas de este paisaje las tenemos desde el mirador de Orellán,  adonde tendremos que acceder en coche.

Las Médulas desde el Mirador de Orellán
Las Médulas desde el Mirador de Orellán

También hay varias rutas que recorren el entorno de Las Médulas, como la senda perimetral, o la senda de Las Valiñas.

Más información, en Fundación Las Médulas.