De paisajes degradados a paisajes culturales. Los 5 “must-see” de la minería en Asturias

Durante siglo y medio el territorio y la población asturiana han estado subordinados a la actividad minera, que ha transformado de forma radical el espacio, provocando una coexistencia sin límites de los paisajes naturales, industriales, urbanos y rurales, al realizarse sin ningún tipo de planificación urbanística.

El declive de esta actividad ha provocado el abandono de la mayor parte de las antiguas explotaciones mineras, ya que muy pocos espacios industriales han sido reconvertidos para otros usos; y la población, se ve forzada a emigrar o a quedarse en un territorio con un futuro incierto.

El resultado de la interacción de las personas y el medio natural a lo largo de estos años es un nuevo paisaje cultural, que se ha convertido en la identidad de una comunidad, y merece la pena conocer.

Destaco cinco recursos turísticos imprescindibles, en mi opinión, para conocer este nuevo paisaje, mis “must-see” de la minería asturiana.

– Ecomuseo minero de Samuño. (La Nueva-Langreo). El pozo minero con mejor estética arquitectónica de Asturias, declarado Bien de Interés Cultural, ha sido reconvertido en un ecomuseo. Tras un viaje en tren a través del antiguo trazado minero, podemos visitar las antiguas instalaciones y maquinaria, de 1930, en  excelente estado de conservación. 

– Museo de la minería. (El Entrego). Inaugurado en 1994, el museo de la minería de Asturias está construido sobre la escombrera del pozo San Vicente. El edificio consta de dos plantas, con un interesante contenido expositivo sobre la minería del carbón, pero lo mejor es la reproducción de la mina que tiene en el subsuelo.

– Museo de la mina de Arnao (Castrillón). Esta mina de la localidad costera de Arnao fue la primera con galerías bajo el mar de España, y cuenta con el castillete más antiguo de Asturias, además del más original, recubierto en zinc. Tras visitar la zona expositiva, recorreremos las antiguas galerías de la mina.

– Poblado minero de Bustiello (Mieres). El mejor ejemplo del paternalismo industrial en Asturias. Claudio López Bru, II marqués de Comillas lleva sus creencias religiosas a su empresa, construyendo un poblado totalmente jerarquizado fiel al ideario paternalista.

– Senda del Trole (Langreo-Siero). Una ruta para realizar a pie o en bici, que recupera un antiguo trazado ferroviario minero. Atraviesa varias explotaciones mineras; desde las primeras minas de montaña, a un moderno pozo vertical con torre de extracción de los años 70. Atraviesa el valle del Candín,  donde Jovellanos realizó los primeros informes sobre la hulla.