Mina de Alda (Cabrales)

Mina de Alda
Mina de Alda

La mina de cobre de Alda tiene origen romano, aunque posiblemente fue explotada desde la Edad del Bronce. En el siglo XIX tuvo una  importante, aunque irregular, actividad. A principios del siglo XX pasó a manos del vicecónsul británico en Bilbao Jaime Innes Reid, y tras su muerte, a sus hijos, Jhon Hugo Luis y Jessie-Delphine, de quien recibió el nombre de mina Delfina, aunque en el lugar es conocida como la mina de Alda o La Minona. Tras su explotación por otras compañías de origen español a partir de 1953, en 1958 se abandonaron definitivamente las instalaciones, salvándose la tolva y el castillete, que aún permanecen en pie, de un intento de demolición en la década de los 90 del siglo XX.

Tolva
Tolva
Castillete
Castillete

Esta mina se encuentra situada en el extremo de una dolina o “jou” de más de 700 metros de anchura. Se trata de  una depresión de forma ovalada, una forma cárstica muy común en la zona de Picos de Europa. Los bordes de la dolina, de pendientes empinadas, han sido la base de abundantes praderas, que fueron históricamente declaradas como coto de pastos, cuyo fin era preservar los pastizales para servir, en la época invernal, como sustento de una abundante cabaña ganadera.

Para llegar a la mina hay que llegar al alto del Ortiguero en Cabrales, y subir a la parte más alta del pueblo. Cuando se acaba la carretera hay que seguir por una pista. La mina se encuentra a un kilómetro y medio del pueblo aproximadamente.

Fuente: Panel explicativo en la mina
 
Enlaces de interés: Artículo sobre la mina de Alda en la página www.concejodecabrales.com